ESTABLECIMIENTO PERMANENTE

ESTABLECIMIENTO PERMANENTE

ESTABLECIMIENTO PERMANENTE – EL SALVADOR

El establecimiento permanente es un tema que lleva implícito la residencia a la que hace alusión como el lugar en el cual un contribuyente realiza sus actividades, pero principalmente el domicilio, por tratarse un lugar con permanencia sin cambios constantes.

Sobre los sujetos pasivos domiciliados para efectos tributarios el artículo 53 del Código Tributario de El Salvador establece que serán los sujetos pasivos en los supuestos siguientes:

  1. Aquellas personas naturales que residan de manera temporal o definitiva en el país por más de doscientos días consecutivos durante un año calendario;
  2. Las personas naturales que tengan en el país el asiento principal de sus negocios;
  3. Las personas jurídicas, fideicomisos, uniones de personas, sociedades irregulares o de hecho y demás entres sin personalidad jurídica constituidas en el país, salvo que por el acto constitutivo o acuerdo según el caso, se fije expresamente su domicilio en el exterior, asimismo las sucesiones abiertas en la república de El Salvador.
  4. Las personas jurídicas y fideicomisos constituidos en el país, salvo que por el acto constitutivo se fije expresamente su domicilio en el exterior. Asimismo las sucesiones abiertas en la República de El Salvador.
  5. Las personas jurídicas con domicilio en el extranjero, inscritas en el registro de comercio, que posean sucursales, agencias o establecimiento que operen permanentemente en el país. Para tales efectos, se entenderá que las sucursales, agencias o establecimientos operan de manera permanente en el país, cuando tengan un lugar fijo de negocios, con infraestructura instalada, propia o arrendada, con personal contratado en el país y que el contribuyente realice su actividad económica en el mismo de manera material y perceptible;
  6. Las personas jurídicas con domicilio en el extranjero inscritas en el registro de comercio que posean sucursales, agencias establecimiento permanentes o representantes en el país;
  7. Los funcionarios o empleados salvadoreños del Gobierno de la República, Municipalidades o Instituciones oficiales, que desempeñen cargos en el exterior, mientras se encuentren en el desempeño de sus cargos.

 


ESTABLECIMIENTO PERMANENTE – NICARAGUA

El lugar en el cual un contribuyente no residente realiza toda o parte de su actividad económica, y comprende entre otras:

  • La sede central de dirección o administración
  • Las sucursales
  • Las oficinas o representante
  • Las fabricas
  • Los talleres y
  • Las minas, los pozos de petróleo o de gas, las canteras o cualquier otro lugar de extracción de recursos naturales.

También comprende:

  • Una obra o un proyecto de construcción o instalación o las actividades de supervisión en conexión con los mismos, pero solo si la duración de esa obra, proyecto o actividad de supervisión excedan de seis meses, y
  • Servicios de consultoría empresarial, siempre que excedan de seis meses dentro de un periodo anual.

No obstante cuando una persona distinta de un agente independiente actué por cuenta de un contribuyente no residente, se considerara que esa empresa tiene un establecimiento permanente en Nicaragua respecto de las actividades que dicha persona realice para la empresa, si la misma:

  • Tiene en Nicaragua poderes con facultad para suscribir habitualmente contratos o realizar actos en nombre de la empresa o
  • No tiene dichos poderes pero mantiene habitualmente en Nicaragua un depósito de bienes o mercancías desde el cual realiza regularmente entregas de bienes o mercancías en nombre de la empresa.

 


ESTABLECIMIENTO PERMANENTE – COSTA RICA

Si bien Costa Rica tiene un sistema de renta territorial, el artículo 29 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios establece el concepto de “establecimiento permanente” como criterio de sujeción de personas extranjeras al impuesto Sobre La Renta. El mismo señala: Artículo 29. Personas domiciliadas en el extranjero. a) Si tienen establecimiento permanente en el país, se deben aplicar a este las disposiciones de los artículos 26 y 27 de este Código.

El artículo 26, se refiere al domicilio fiscal e indica que el domicilio fiscal es el lugar de localización de los sujetos pasivos, en sus relaciones con la Administración Tributaria. Por su parte el artículo 27 señala que para las personas físicas es el lugar donde tengan su residencia habitual. No obstante, para las personas físicas que desarrollen principalmente actividades económicas, en los términos que reglamentariamente se determinen, la Administración Tributaria podrá considerar como domicilio fiscal el lugar donde esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de las actividades desarrolladas.

Por otra parte la Ley No. 7092, Ley de Impuesto sobre la Renta, establece un impuesto sobre las utilidades de las empresas y de las personas físicas que desarrollen actividades lucrativas.

El hecho generador del impuesto sobre las utilidades referidas en el párrafo anterior, es la percepción de rentas en dinero o en especie, continuas u ocasionales, provenientes de cualquier fuente costarricense.

El Reglamento a la Ley 7092 en su inciso d) artículo 5 enlista como persona domiciliada a las sucursales, agencias y otros establecimientos permanentes en el país, de personas no domiciliadas en Costa Rica.

Pero, ¿qué se entiende por establecimiento permanente? De acuerdo con el inciso b) del artículo 2 de la Ley 7092, Ley de Impuesto sobre la Renta, se entiende por establecimiento permanente de personas no domiciliadas en el país, toda oficina, fábrica, edificio u otro bien raíz, plantación, negocio o explotación minera, forestal, agropecuaria o de otra índole, almacén u otro local fijo de negocios – incluido el uso temporal de facilidades de almacenamiento -, así como el destinado a la compraventa de mercancías y productos dentro del país, y cualquier otra empresa propiedad de personas no domiciliadas que realice actividades lucrativas en Costa Rica.

En razón de que el establecimiento permanente está sujeto al pago del Impuesto Sobre la Renta en Costa Rica se debe tener presente que le resultan aplicables las mismas reglas de los residentes, a saber: El impuesto a las utilidades tiene variaciones para personas físicas y jurídicas, siendo que una persona física tributará con tarifa progresiva que inicia en un 10% y hasta un 25%; mientras que la persona jurídica tributará con tarifa fija (10, 20 ó 30%).

La misma ley 7092 en su inciso ch) artículo 6 señala como exclusiones de la renta bruta aquellas rentas generadas en virtud de contratos, convenios o negociaciones sobre bienes o capitales localizados en el exterior, aunque se hubieren celebrado y ejecutado total o parcialmente en el país.

Importante destacar el artículo 11 de la Ley de Impuesto sobre la Renta que establece la renta neta presuntiva de empresas no domiciliadas, donde se presume, salvo prueba en contrario, que la renta neta anual mínima de sucursales, agencias, y otros establecimientos permanentes que actúen en el país, de personas no domiciliadas en Costa Rica que se dediquen a las actividades que a continuación se mencionan, es la que en cada caso se señala:

a) Transporte y comunicaciones: el quince por ciento (15%) de los ingresos brutos por fletes, pasajes, cargas, radiogramas, llamadas telefónicas, télex y demás servicios similares prestados entre el territorio de la República, el exterior y viceversa.

b) Reaseguros: Diez punto cinco por ciento (10.5%) sobre el valor neto de los reaseguros, reafianzamientos y primas de seguro de cualquier clase, excepto las del ramo de vida, cedidos o contratados por el Instituto Nacional de Seguros con empresas extranjeras.

c) Películas cinematográficas y similares: Treinta por ciento (30%) de los ingresos brutos que las empresas productoras, distribuidoras o intermediarias obtengan por la utilización en el país de películas cinematográficas y para televisión, grabaciones, radionovelas, discos fonográficos, historietas y, en general, cualquier medio similar de difusión de imágenes o sonidos, cualquiera que sea la forma de retribución que se adopte.

d) Noticias internacionales: Treinta por ciento (30%) de los ingresos brutos obtenidos por el suministro de noticias internacionales a empresas usuarias nacionales, cualquiera que sea la forma de retribución.

El inciso k del artículo 8 indica que son deducibles de la renta bruta los pagos o créditos otorgados a personas no domiciliadas en el país por asesoramiento técnico, financiero o de otra índole, así como por el uso de patentes, suministro de fórmulas, marcas de
fábrica, privilegios, franquicias, regalías y similares. Cuando los pagos o créditos indicados sean a favor de casas matrices de filiales, sucursales, agencias o establecimientos permanentes ubicados en el país, la deducción total por los
conceptos señalados no podrá exceder del diez por ciento (10%) de las ventas brutas obtenidas durante el período fiscal correspondiente. Para ello deberá haberse hecho las retenciones del impuesto establecido en esta Ley.

En cuanto al tratamiento de la renta disponible de las sociedades de personas y otros contribuyentes, el inciso c) del artículo 19 de la Ley de Impuesto sobre la Renta señala que tratándose de sucursales, agencias y otros establecimientos permanentes de personas no domiciliadas en el país que actúen en él, el ciento por ciento (100%) de la renta disponible que se acredite o remese a la casa matriz estará sujeto al pago de un impuesto del quince por ciento (15%) sobre el indicado crédito o remesa, según corresponda. En estos casos, los representantes de sucursales, agencias o establecimientos permanentes deberán retener y pagar al Fisco, por cuenta de su casa matriz, el impuesto antes indicado.

No corresponderá practicar la retención ni pagar el impuesto contenido en este artículo sobre la renta disponible de las personas físicas. Una vez efectuada la retención en la fuente, no podrán gravarse nuevamente las rentas mencionadas en este artículo.

 


ESTABLECIMIENTO PERMANENTE – PANAMÁ

El concepto tributario de Establecimiento Permanente es una pieza esencial del sistema tributario a la hora de establecer la forma de reparto de la potestad tributaria entre los Estados sobre las rentas empresariales. Al igual que las formas en que se realizan los negocios van cambiando a lo largo del tiempo, el concepto de Establecimiento Permanente va igualmente adaptándose a la realidad de los tiempos. En este artículo analizaremos el concepto actual de Establecimiento Permanente, que parte de nociones clásicas como el lugar fijo de negocios, para adentrase en nuevos campos como el del comercio electrónico, o nuevos enfoques como el de la cláusula alternativa en la tributación de los servicios.

Es evidente que la adopción de las reglas del Establecimiento Permanente en nuestro país fuero consecuencia directa del inicio de las negociaciones de Convenios para Evitar la Doble Imposición (CDI). Considero que en nuestro medio no existe un claro entendimiento de cuál es la diferencia entre adoptar normas sobre Establecimiento Permanente en la legislación doméstica o interna y pactar reglas sobre Establecimiento Permanente en CDI. Considero que la norma doméstica sobre Establecimiento Permanente constituye una modalidad de ejercicio del Poder Tributario soberano de la República de Panamá. Se ejerce ese Poder Tributario para gravar en nuestro país los ingresos obtenidos por personas no residentes en nuestro territorio.

 


ESTABLECIMIENTO PERMANENTE – REPÚBLICA DOMINICANA

La legislación Dominicana define un Establecimiento Permanente como el “lugar fijo de negocio en el que una Persona Física, Jurídica o Entidad de extranjero efectúa toda o parte de su actividad , tales como :Sedes de dirección, oficinas, sucursales, agencias comerciales , fabricas, talleres, minas, pozos de petróleo o de gas, cantera o cualquier otro lugar de extracción de recursos naturales, proyectos de ensamblajes (……), servicios de consultoría empresarial , siempre que excedan los 6 meses dentro de un periodo anual y representantes o agentes dependientes o independientes, cuando estos últimos realizan todas o casi todas sus actividades en nombre de la empresa”.

No obstante, el hecho de operar mediante un Establecimientos Permanentes no adquiere por este motivo, el carácter de residentes. “Las personas Naturales, nacionales o extranjeras, que pasen a residir de manera permanente en la República Dominicana, solo estarán sujetas al impuestos sobre sus rentas de fuentes extranjeras, a partir del tercer año o periodo fiscal gravable a contar de aquel en que se constituyeron en residentes”.

Toda empresa o persona que no reside en la República Dominicana y requiera realizar operaciones comerciales en nuestro país, debe inscribirse en el Registro Nacional de Contribuyentes (RNC) y debe llenar un formulario llamado RC02 (Declaración Jurada para Actualización y Registros de datos de Sociedad) y sus anexos. Pero al momento del registro debe señalar un contribuyente residente en el país que le represente (Establecimiento Permanente). Además debe inscribirse en el Registro Mercantil Dominicano donde debe depositar su acto constitutivo.

Nuestras legislaciones establecen que toda persona no residente está sujeta al impuesto sobre la renta de fuente dominicana. Si dichas rentas se obtienen mediante un Establecimiento Permanente, tributaran por la totalidad de la renta imputable a dicho establecimiento. Pero cuando obtengan rentas sin mediación de un Establecimiento Permanente, tributaran de forma separada por cada renta sometida a gravamen, según lo establecido en el artículo 270 del Código y el artículo II del Reglamento 50-13.

 

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*