RETENCIONES EN LA FUENTE

RETENCIONES EN LA FUENTE

RETENCIONES EN LA FUENTE – EL SALVADOR

La retención en la fuente es aquella que se hace sobre la renta o riqueza que se paga o acredita a un sujeto obligado por la ley para el cumplimiento de un impuesto, que en el caso de El Salvador, se aplicaría en el Impuesto Sobre la Renta o ISR y el Impuesto a la Transferencia de Bienes Muebles y a la Prestación de Servicios o IVA. La persona encargada ya sea jurídica o natural de realizar las retenciones en el caso del ISR son las que las leyes tributarias de El Salvador designe como lo menciona el Art. 154 del Código Tributario de El Salvador y en la ley del IVA aquellos que tengan la calidad de grandes contribuyentes que menciona el Art. 162 del Código Tributario cuya clasificación la da la misma ley.

En el caso de la retención por servicios de carácter permanente el Art. 155 del Código Tributario de El Salvador establece que se hará una retención de acuerdo a las tablas de retención que da la ley, siempre y cuando a la persona natural a la que se pague o acredite sea domiciliada en el país. En el caso de aquellas personas que no tengan relación laboral con quien recibe el servicio las personas titulares de empresas, personas jurídicas, las sucesiones, los fideicomisos, los Órganos del Estado, Las dependencias del Gobierno, las Municipalidades, las Instituciones Oficiales Autónomas, entre otras, realizarán la retención del 10% sobre la suma que se pague o acredite por los servicios prestados, sin embargo existe una exención de esta retención para los servicios de carácter temporal relacionados con la que hacen las personas naturales por recolección de productos agrícolas de temporada tal como manifiesta el artículo 156 del Código Tributario.

En el caso de las personas no domiciliadas en el país las personas naturales o jurídicas, fideicomisos, sucesiones, etc. que paguen o acrediten a un sujeto o entidad no domiciliada en el país, se le realizará la retención del 20% en concepto de Impuesto Sobre la Renta según el Art. 158. Para estas personas no domiciliadas se aplicará una tasa reducida cuando concurran siguientes casos:

  1. Se hará una retención a la tasa del 5% sobre las sumas pagadas o acreditadas por los servicios de transporte Internacional;
  2. Retención del 5% sobre las sumas pagadas o acreditadas por los servicios prestados por Aseguradoras, Reaseguradoras, Afianzadoras, Reafianzadoras y Corredores de Reaseguro no domiciliadas autorizadas por la Superintendencia del Sistema Financiero;
  3. Retención a la tasa del 10% sobre las sumas pagadas por los servicios de financiamiento prestados por instituciones financieras domiciliadas en el exterior, supervisadas por un ente de regulación financiera o autorizadas o registradas por autoridad competente en sus países de origen y previamente calificadas por el Banco Central de Reserva de El Salvador, sujetos a pasivos domiciliados en el país;
  4. Retención a la tasa del 5% sobre las sumas pagadas o acreditadas por la transferencia a cualquier título de bienes intangibles, o por el uso o la concesión de uso, de derechos de bienes tangibles e intangibles relacionados con: películas cinematográficas, cintas de videos, discos fonográficos, telenovelas, entre otros de la misma naturaleza.

Las personas naturales o jurídicas, u otras instituciones que paguen o acrediten a sujetos domiciliados en el país en el caso de operaciones con intangibles o derechos respecto a la adquisición de tales bienes, el uso, concesión de uso de equipos industriales, comerciales o científicos, o por informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas, harán una retención del 10% si se trata de sumas pagadas o acreditadas a personas naturales y del 5% en caso de ser sujetos o entidades diferentes a personas naturales según el Art. 156-A. Sin embargo en el caso que se pague a sujetos o entidades no domiciliadas en el país, la retención será aún mayor, llegando a ser el porcentaje de 20% sobre dichas sumas según el Art. 158.

Las personas naturales o jurídicas u otras entidades que paguen o acrediten a sujetos o entidades domiciliados en el país sumas en concepto de rendimiento de capitales invertidos o de títulos valores, indemnizaciones, retiros o anticipos a cuenta de ganancias o dividendos, se retendrá en concepto de ISR el 10% de acuerdo al Art. 156-B del Código Tributario. En el caso de rentas provenientes de depósitos y títulos valores, toda institución financiera que pague o acredite a un sujeto pasivo domiciliado en el país, intereses, premios y otras utilidades que provengan directamente de los depósitos en dinero, deberá retener en concepto de ISR el 10% de dichas sumas según el Art. 159 del mismo Código.

En el caso de los juicios Ejecutivos, los jueces de El Salvador en la resolución final deberán ordenar al pagador respectivo o a la persona encargada de los fondos que, una vez efectuada la liquidación sobre el monto de los intereses a pagar al acreedor, siempre que se trate de una persona natural, se retendrá el 10% en concepto de ISR según el Art. 157.

Sobre los premios o ganancias procedentes de concursos, loterías, rifas, sorteos o juegos de azar o de habilidad, las personas naturales o jurídicas que paguen o acrediten sumas de dinero estarán obligadas a retener por concepto de ISR el 15% sobre el monto si se trata de personas domiciliadas en El Salvador, pero en caso de tener domicilio en otro país, la retención será del 25% sobre el monto según el Art. 160.

Es importante mencionar también a las personas naturales o jurídicas u otras entidades domiciliadas en países que son considerados Países, Estados o Territorios con baja o nula tributación –que aparecen en una lista elaborada por el Ministerio de Hacienda-, a los cuales se les retendrá en concepto de ISR el 25% por parte de personas naturales o jurídicas u otras entidades domiciliados en El Salvador.

 


 

RETENCIONES EN LA FUENTE – PANAMÁ

La retención en la fuente no es un impuesto, sino un mecanismo de recado anticipado de un impuesto. La retención en la fuente, lo que hace es recaudar un impuesto en el momento en que ocurre el hecho generador del mismo.

Los impuestos operan por periodos que pueden ser mensuales, bimestral, anuales, etc., lo que significa que el estado para poder cobrar o recaudar un impuesto debe esperar a que transcurra el periodo del impuesto.

Mediante la figura de la retención en la fuente, el estado ya no debe esperar por ejemplo un año para recaudar el impuesto de renta, sino que cada mes lo cobra, de esta forma asegura un flujo constante de recursos.

La retención en la fuente, es pues una forma de recaudar un impuesto lo más pronto posible, sin tener que esperar a que transcurra el periodo del impuesto.

Por último, aclarar que el impuesto a la renta es el impuesto que se cobra por la ganancia o renta que una persona tiene en un año determinado, y en este caso, se supone que cada venta que la persona haga, contribuye a generar esa renta por la que ha de pagar impuesto, de allí que hayamos utilizado la venta como el origen del impuesto, pues sin esa venta no es posible obtener una ganancia o renta.

 


 

RETENCIONES EN LA FUENTE – REPÚBLICA DOMINICANA

Retención es la acción y efecto de retener un impuesto a los fines de garantizar el pago del tributo de manera oportuna. La retención no significa aplicar impuesto, es el cobro anticipado de dicho impuesto.

Actuar como Agente de Retención o Percepción, es un deber de todas personas o entidades designadas por la legislación tributaria, básicamente cuando por sus funciones o por la actividad que realizan están en condiciones de retener el tributo correspondiente; lo cual debe realizarse al momento de efectuar el pago o cuando acrediten en cuenta a otras personas o entidades por actividades gravadas con el impuesto. Así lo establece el artículo 8 de la ley 11-92, Código Tributario de la República Dominicana.

Los esquemas de retención de impuestos, es una práctica generalizada en América Latina ya que ellos permiten reducir el incumplimiento y a su vez facilitan el proceso de formalización, pues hacen el cumplimiento tributario más simple en la medida que una parte de los contribuyentes solo deberán presentar la declaración correspondiente, y muchas veces no estarán obligados a realizar un pago al momento de declarar, pues ya han adelantado el impuesto al momento de la retención.

Los mecanismos de retención como pago anticipado, no son una invención reciente en los países de América Latina, ya que en la mayoría de los países con mayor grado de desarrollo de la región, la aplicación de retenciones va próxima a cumplir 100 años, principalmente las retenciones referentes al Impuesto Sobre la Renta (ISR). Por su parte, el pago anticipado por concepto de Impuesto al Valor Agregado (IVA) es de aplicación más reciente, ya que el primero que lo aplicó fue México en 1969, siendo el último caso el de Costa Rica que lo estableció en el 2002.

En la República Dominicana, al igual que en los principales países de América Latina, los impuestos que tienen mayor importancia e incidencia en la estructura tributaria de nuestro países, son el ISR y el IVA (llamado en nuestro país ITBIS), por lo que son al mismo tiempo, la base de aplicación de las principales modalidades de retenciones .

En el caso del Impuesto Sobre la Renta establecido en el Titulo II de nuestro Código Tributario, comprendiendo desde el articulo 267 hasta el artículo 334 , se establecen las rentas que están gravadas con este impuesto y sus formas de retenciones: En el caso de las Personas Físicas, que es empleados, antes de aplicarle la retención correspondiente , se le reconoce la Exención Contributiva a partir de la cual , el excedente está gravado con tasas que van desde un 15%, 20% y 25%; según la escala progresiva establecida en el artículo 296 del Código , y que se aplica en función del monto de los ingresos recibidos; aplicándole mayores descuentos proporcionales por retenciones a las personas que devengan mayores ingresos.

Cuando las Personas Físicas realizan actividades independientes o de la profesión liberal o pagos de intereses, la retención es variada y se le aplican diferentes tasas dependiendo de la actividad realizada, que por lo general no exceden del 10% del monto pagado y en la mayoría de los casos son admitidos como pago a cuenta del impuesto correspondiente.

En el caso del ITBIS o IVA, la retención en la fuente se aplica mayormente a los servicios prestados por la Personas Físicas y empresas que realizan actividades de la Profesión Liberal, especificadas como grabadas por el Código Tributario, por Normas Generales , Reglamento o por Disposiciones Administrativas de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

También en la retención del ITBIS ,en nuestro país se utiliza el mecanismo de las Tarjetas de Créditos y Debito, Instituido mediante la Norma General 08-2004, en la cual la Dirección General de Impuestos Internos designó como Agente de Retención, a las Compañías de Aquerencias (Carnet, Visanet y otras), para retener el 30% del ITBIS correspondiente del monto de las transacciones realizadas en los establecimientos afiliados a dichas tarjetas.

 

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*