PAGO MINIMO DEFINITIVO IR (renta presunta)

PAGO MINIMO DEFINITIVO IR (renta presunta)

PAGO MINIMO DEFINITIVO IR (renta presunta) / NICARAGUA  

 

Los contribuyentes del IR de rentas de actividades económicas residentes, están sujetos a un pago mínimo definitivo del IR que resulte de aplicar la alícuota respectiva a la renta bruta gravable de dichas actividades.

Están exentos del pago mínimo:

  • Los contribuyentes durante los tres primeros años de inicio de sus operaciones mercantiles, siempre que la actividad haya sido constituida con nuevas inversiones.
  • Los contribuyentes cuya actividad económica esté sujeta a precios de ventas regulados o controlados por el Estado.
  • Las inversiones sujetas a un plazo de maduración de sus proyectos,
  • Los contribuyentes que no estén realizando actividades económicas o de negocios, que formalicen su condición de inactividad.
  • Los contribuyentes que por razones de caso fortuito o fuerza mayor interrumpieran sus actividades económicas.
  • Los contribuyentes sujetos a regímenes simplificados.
  • Los contribuyentes exentos por ley del pago de IR.
  • Los contribuyentes que realicen actividades de producción vinculadas a la seguridad alimentaria o al mantenimiento del poder adquisitivo de la población.

El pago mínimo definitivo se calculara aplicando la alícuota del uno por ciento (1%) sobre la renta bruta gravable. Del monto resultante como pago mínimo definitivo anual se acreditaran las retenciones a cuenta del IR que les hubieren efectuado a los contribuyentes y los créditos tributarios a su favor.

El pago mínimo definitivo se realizara mediante anticipos mensuales del 1% de la renta bruta, del que son acreditables las retenciones mensuales sobre las ventas de bienes, créditos tributarios autorizados por la administración tributaria y servicios que les hubieren efectuado a los contribuyentes.

El pago mínimo definitivo se liquidara y declarara en la misma declaración del IR de rentas de actividades económicas del periodo fiscal correspondiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RENTA PRESUNTA – EL SALVADOR

 

En El Salvador, la Ley del Impuesto sobre la Renta en su artículo dos nos establece lo que la legislación salvadoreña entiende como renta obtenida, y nos determina que son todos los productos o utilidades percibidos o devengados por los sujetos pasivos, ya sea en efectivo o en especie y provenientes de cualquier clase de fuente, tales como:

  1. Del trabajo, ya sean salarios, sueldos, honorarios, comisiones y toda clase de remuneraciones o compensaciones por servicios personales;
  2. De la actividad empresarial, ya sea comercial, agrícola, industrial, de servicio y de cualquier otra naturaleza.
  3. Del capital tales como, alquileres, intereses, dividendos o participaciones; y
  4. Toda clase de productos, ganancias, beneficios o utilidades cualquiera que sea su origen, deudas condonadas, pasivos no documentados o provisiones de pasivos en exceso, así como incrementos de patrimonio no justificado y gastos efectuados por el sujeto pasivo sin justificar el origen de los recursos a que se refiere el artículo 195 del código tributario.

La Renta Presunta por definición son todos aquellos ingresos no documentados por parte del contribuyente que se encuentran grabados por la Ley del Impuesto Sobre la Renta, y que al no ser determinados por parte del contribuyente, será la Administración Tributaria la encargada de determinar y tasar el impuesto; pudiendo ser establecido por cruce de información o verificando una provisión de pasivo en exceso.

 

La forma de aplicación de la Renta Presunta por parte de la Administración Tributaria se encuentra determinado en el artículo dos inciso final de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, y nos establece que en el caso de pasivos no documentados y provisiones de pasivos en exceso, la renta obtenida se imputará en el periodo o ejercicio de imposición respectivo.

 


RENTA PRESUNTA – COSTA RICA

En Costa Rica si bien rige el principio de autodeterminación de la obligación tributaria, ello no obsta para que la Administración tributaria ejerza sus facultades de fiscalización verificando el correcto cumplimiento de las obligaciones tributarias y determinar si lo declarado corresponde al contribuyente según su capacidad económica.

 

En el uso de dichas facultades y ante ausencia de base cierta, la Administración Tributaria puede determinar la obligación tributaria de un contribuyente sobre lo que se denomina como “método de estimación indirecta ó base presunta”, el cual echa mano de las circunstancias que permitan determinar la existencia y cuantía de obligación tributaria. Es menester señalar que este método es excepcional, restrictivo y subsidiario.

 

El voto 1868-2009 de las dieciséis horas con veinte minutos del tres de setiembre del dos mil nueve del Tribunal Contencioso Administrativo, Sección VI- señala que “puede utilizarse el método de estimación indirecta o sobre base presunta, esto es, tomando en cuenta los hechos y circunstancias que, por su vinculación o conexión normal con el hecho generador de la obligación tributaria, permitan determinar la existencia y cuantía de dicha obligación. En este sentido, se acude a indicios razonables que pueden extraerse o elaborarse de la propia situación tributaria del contribuyente, sobre la base de sus actividades o de la de otros en una situación similar. Es necesario recalcar eso sí, que la utilización del método de estimación por base presunta es excepcional, restrictiva y subsidiaria, esto es, solo procede si no es posible estimar la obligación tributaria sobre base cierta”.

 

El artículo 10 de la Ley de Impuesto sobre la Renta indica que se presume, salvo prueba en contrario, que todo contrato de préstamo de financiamiento, cualquiera que sea su naturaleza o denominación, si existe documento escrito, devenga un interés no menor a la tasa activa de interés anual más alto que fije el Banco Central de Costa Rica, o, a falta de ésta, al promedio de las tasas activas de interés anual de los bancos del Sistema Bancario Nacional. En los casos en que no exista documento escrito, ante la presunción no se aceptará prueba en contrario. La Administración Tributaria podrá aplicar esta presunción en otras situaciones aunque no exista contrato de préstamo, pero sí financiamiento, conforme se establezca en el reglamento a la Ley 7092.

 

Sobre este mismo punto el Reglamento a la Ley de Impuesto sobre la Renta señala que se entiende por financiamiento toda acción u operación que genere fondos, que permitan al perceptor realizar las actividades de su giro normal, utilizando sus activos como garantía o como instrumentos negociables, o mediante la emisión de títulos valores u otros documentos o títulos comerciales.

 

En cuanto a la Renta neta presuntiva de empresas no domiciliadas, el artículo 11 de la Ley de Impuesto sobre la Renta indica que se presume que la renta neta anual mínima de sucursales, agencias, y otros establecimientos permanentes que actúen en el país, de personas no domiciliadas en Costa Rica que se dediquen a las actividades que a continuación se mencionan, es la que en cada caso se señala:

  • Transporte y comunicaciones: el quince por ciento (15%) de los ingresos brutos por fletes, pasajes, cargas, radiogramas, llamadas telefónicas, télex y demás servicios similares prestados entre el territorio de la República, el exterior y viceversa.
  • Reaseguros: Diez punto cinco por ciento (10.5%) sobre el valor neto de los reaseguros, reafianzamientos y primas de seguro de cualquier clase, excepto las del ramo de vida, cedidos o contratados por el Instituto Nacional de Seguros con empresas extranjeras.
  • Películas cinematográficas y similares: Treinta por ciento (30%) de los ingresos brutos que las empresas productoras, distribuidoras o intermediarias obtengan por la utilización en el país de películas cinematográficas y para televisión, grabaciones, radionovelas, discos fonográficos, historietas y, en general, cualquier medio similar de difusión de imágenes o sonidos, cualquiera que sea la forma de retribución que se adopte.
  • Noticias internacionales: Treinta por ciento (30%) de los ingresos brutos obtenidos por el suministro de noticias internacionales a empresas usuarias nacionales, cualquiera que sea la forma de retribución.

 

El Reglamento a la Ley de Impuesto sobre la Renta agrega que las empresas de transporte en general y las de comunicaciones, cuyos propietarios sean personas no domiciliadas en el país, que también efectúen operaciones extraterritoriales, motivo por el que se dificulte la determinación de la renta atribuible a Costa Rica, podrán solicitar a la Administración Tributaria un sistema especial de cálculo de su renta imponible.

 

Para tales efectos, las empresas interesadas deberán presentar solicitud acompañada del estado de resultados de la compañía matriz y el desglose de las actividades que presentaron a las autoridades fiscales del país donde están domiciliadas, así como cualquier otra información o documentación que la Dirección General de Tributación estime necesaria para resolver la petición de cálculo especial de la renta líquida.

 

Se establecen otras rentas presuntivas, así para los para los contribuyentes que sean personas físicas, independientemente de la nacionalidad y el lugar de celebración de los contratos, así como para las empresas individuales de responsabilidad limitada y las empresas individuales que actúen en el país, se presumirá, salvo prueba directa o indirecta en contrario, que obtienen una renta mínima anual por los conceptos siguientes:

 

a) Prestación de servicios en forma liberal: todo profesional o técnico que preste servicios sin que medie relación de dependencia con sus clientes, que no presente declaración sobre la renta cuando corresponda y, por ende, no cancele el impuesto correspondiente o no emita los recibos o comprobantes debidamente autorizados por la Administración Tributaria, como lo establece esta Ley, o que incurra en alguna de las causales establecidas en los incisos 1) y 2), del presente artículo, se presumirá que obtiene una renta neta mínima anual de acuerdo con la clasificación siguiente:

 

i) Médicos, odontólogos, arquitectos, ingenieros, abogados y notarios, agrimensores, contadores públicos, profesionales de las ciencias económicas, y corredores de bienes raíces, el monto equivalente a trescientos treinta y cinco (335) salarios base.

 

ii) Peritos, contadores privados, técnicos y, en general, todos los profesionales y técnicos, colegiados o no, que no se contemplan en el numeral anterior, el monto equivalente a doscientos cincuenta (250) salarios base.

 

En ningún caso, esas rentas de presunción mínima se podrán prorratear entre el tiempo que el profesional o el técnico dedique a prestar otros servicios, sean estos en relación de dependencia, o bien, por el desarrollo de otras actividades sujetas a este impuesto.

 

b) Para explotar el transporte terrestre remunerado de personas y carga, si no se presentan declaraciones o si se ha incurrido en alguna de las causales establecidas en los incisos 1) y 2) de este artículo, la renta neta mínima anual presuntiva será el monto equivalente a:

 

Vehículos de carga con un peso bruto vehicular igual o mayor a cuatro mil (4.000)

kilos… ciento diecisiete (117) salarios por cada vehículo.

Autobuses……….ciento diecisiete (117) salarios base

Microbuses………ochenta y cuatro (84) salarios base

Taxis…………..ochenta y cuatro (84) salarios base

 

Para calcular el impuesto no se permitirá fraccionar esa renta. El cálculo debe efectuarse antes de repartir dividendos o cualquier otra clase de utilidades entre socios, accionistas o beneficiarios y antes de separar las reservas legales o las especiales. Las presunciones establecidas en este artículo se aplicarán si ocurre alguna de las siguientes causales:

  1. Que no presenten la declaración de la renta.
  2. Que no lleven las operaciones debidamente registradas en los libros legales y amparadas por comprobantes fehacientes y timbrados, cuando corresponda.

 

Fuente:

Ley de Impuesto sobre la Renta 7092.

Reglamento a la Ley de Impuesto sobre la Renta Decreto Ejecutivo No. 18445-H.

 


 

RENTA PRESUNTA – PANAMÁ

La Renta Presunta es aquella que para fines tributarios de la Ley sobre Impuesto a la Renta se presume a partir de ciertos hechos conocidos, como lo son:

  • Avalúo fiscal de los inmuebles agrícolas y no agrícolas;
  • Valor de tasación de los vehículos; y
  • Valor anual de las ventas de productos mineros.

El Código Fiscal panameño, en el propio artículo 694, señala que conforme al principio de

Territorialidad, se considerará producida dentro del territorio de la República de Panamá, la Renta proveniente del ejercicio de profesiones, oficios y toda clase de prestaciones de

Servicios efectuados dentro del territorio nacional.

  • · La renta proveniente del trabajo personal cuando consista en sueldos y otras remuneraciones que el Estado abone a sus representantes diplomáticos o consulares o a otras personas a quienes encomienda la realización de funciones fuera del país.
  • · La proveniente del trabajo personal remunerado con sueldos, salarios, gastos de representación u otras remuneraciones en dinero o en especie que se abone a trabajadores o personas contratadas por razón del ejercicio de su profesión u oficio.
  • · Los ingresos obtenidos por las empresas de transporte internacional en la parte que corresponde a los fletes, pasajes, cargas y otros servicios cuyo origen o destino final sea la República de Panamá, independientemente del lugar de constitución o domicilio. Los ingresos derivados de fletes, pasajes y servicios a pasajeros o carga en tránsito en el territorio de la República de Panamá no se consideran renta gravable.

 


RENTA PRESUNTA – REPÚBLICA DOMINICANA

Cuando nos referimos a Renta Presunta hacemos referencia a la Renta que se determina aplicando la tasa correspondiente del impuesto, a determinado monto, actividades o hechos conocidos. En el Código Tributario Dominicano Ley 11-92, se establece en su capítulo II, referente a la Fuente de la Renta; que para determinar la renta de fuente dominicana en los casos de empresas extranjeras con actividades de transportes, seguros, cinematografías, comunicación y agropecuarias; y que para realizar las mismas utilizan el territorio dominicano , se debe aplicar la tasa del Impuesto Sobre la Renta , en base a los siguientes parámetros:

a) En el caso de Transporte desde la República Dominicana hacia otros países, se presume que el 10% del importe bruto por concepto fletes por pasajes y cargas es de fuente dominicana, por lo que a dicho monto se le aplica actualmente la tasa del 28% como ISR, en virtud de lo que establece el artículo 274 del Código y el artículo 6 del Reglamento 139-98. Se entiende como empresa de transporte aquellas que operen el transporte de cargas o personas de cualquier naturaleza, independientemente de si son propietarias o no de la nave o vehículo.

b) Para actividades de seguros realizadas por empresas extranjeras, se presume que son de fuentes dominicanas el 10% de las primas brutas cobradas por seguros o reaseguros de personas, bienes o empresas radicadas en el país; siendo ese valor determinado de esa manera, la base imponible del ISR; según el artículo 275 del Código Tributario y el artículo 8 del Reglamento 139-98.

c) Actividades de Producción, distribución o intermediación de películas cinematográficas exhibidas en el país. Cuando estas actividades sean realizadas por empresas extranjeras, por medio de sus agentes o representantes en el país y que utilizan el territorio dominicano; se presume que el 15% del precio que les sea pagado, es de fuente dominicana, no importa la forma en que opere la retribución. Artículo 276 del Código y 9 del Reglamento 139-98. A este monto no se le aplica deducciones de ninguna naturaleza.

d) Actividades de Comunicación realizadas por empresas extranjeras. En este caso se presume que el 15% de los ingresos brutos obtenidos es de fuente dominicana, siendo en consecuencia la base imponible para aplicar el ISR, según artículo 277 del Código y el artículo 10 del Reglamento 139-98.

No obstante lo anterior, las empresas extranjeras establecidas en el país, están obligadas a llevar contabilidad fidedigna y organizadas de todas sus actividades en la República Dominicana. De igual manera, las empresas dominicanas que se dediquen a las actividades antes señaladas y que no se puedan determinar sus rentas netas obtenidas, también serán objeto de las respetivas presunciones.

Así también, en la legislación dominicana se aplica el mecanismo de cobro anticipado o Retención en la Fuente sobre una base presunta, en algunos servicios realizados por personas de bajo nivel intelectual (mayormente por obreros) y que no requieren del intelecto humano. En ese sentido el artículo 70 del Reglamento 139-98, establece una retención del 10% sobre una Renta Neta Presunta en actividades que no son consideradas de la Profesión Liberal, a las cuales se le reconoce un costo o gasto del 80% del monto del servicio prestado, por lo que el 10% establecido como retención se aplica al 20% de dicho monto; resultando el impuesto en un 2% del monto total pagado. Estos casos se refieren específicamente, cuando se trate de pagos por concepto de: Transporte de cargas o de personas; labores fumigación, limpieza, reparaciones eléctricas o mecánicas, albañilerías carpinterías, pinturas, ebanisterías y plomerías.

Si el pago es realizado a profesionales de la construcción como: ingenieros, agrimensores y arquitectos constructores, por construcción de obras a “Todo Costo” , se presume que su ingreso de los mismos es un 10% del monto de la obra o servicio contratado , y por tanto la retención también se le aplica a dicho monto , con una tasa del 10% del monto recibido como pago por sus servicios; si los servicios están facturados de manera individual en el costo de la obra o monto contratado, entonces se retiene el 10% sobre ese monto facturado como servicio profesional, según lo establece la Norma General 07-2007 de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

 

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*